Grass Valley adquiere Snell Advanced Media (SAM)

Grass Valley adquiere Snell Advanced Media (SAM)

El grupo canadiense Belden, en el que se integra Grass Valley, ha adquirido al fondo de capital privado LDC la compañía con sede en Newbury (Reino Unido), Snell Advanced Media (SAM).


Tras semanas de rumores, finalmente este jueves se ha confirmado que el grupo canadiense Belden, en el que se integra Grass Valley, ha adquirido al fondo de capital privado LDC la compañía con sede en Newbury (Reino Unido), Snell Advanced Media (SAM).

Todo parece indicar que tras esta operación, de la que no han transcendido detalles financieros, SAM desaparecerá como marca para integrar todas sus líneas de producto bajo la denominación Grass Valley, a Belden brand.

Tim Shoulders, que será el nuevo presidente de las compañías combinadas, ha asegurado que “con esta inversión, Belden una vez más demuestra su compromiso con la industria broadcast. Agregar a los colaboradores y productos de SAM a la familia de Grass Valley extiende el alcance global de la marca, nos aporta agilidad y provee aún más dominio y experiencia para llevar soluciones líderes en red, producción en vivo y de noticias y distribución de contenido para los broadcasters”.

“Nuestros clientes se enfrentan a la competencia e incertidumbres como nunca antes. Esta transacción les ayudará a navegar entre las diferentes opciones tecnológicas disponibles con menos preocupaciones sobre la interoperabilidad, la complejidad de entrega al tiempo que proporciona un acceso aún mayor a los desarrolladores de las soluciones del futuro”, ha añadido.

A pesar de haber gran superposición en lo que se refiere a las líneas de producto, sobre todo en el segmento de producción en directo, la situación es bastante diferente cuando se habla de áreas de actuación geográfica. Con la adquisición, las empresas pasan a tener una presencia global más homogénea tanto en los mercados americanos, como europeos y asiáticos.

Apuesta de Belden por el broadcast

La entrada de Belden en el segmento de manera más intensa, además de la fabricación de cables y conectores, comenzó con la compra de Telecast Fiber Systems en 2009, después de la Miranda en 2012, de Softel en 2013, y de Grass Valley en 2013, que por aquel entonces estaba en manos del grupo inversor Francisco Partners Management LLC.

Por su parte, SAM es fruto de la unión de las empresas Snell & Wilcox y Quantel, y la adquisición de Pro-Bel.

La compra de Snell Advanced Media por Belden se produce poco más de seis meses después de la salida de Tim Thorsteinson de la dirección de la compañía inglesa aduciendo motivos de salud.

Es de reseñar que Thorsteinson participó en los grandes procesos de adquisición de la industria, como el de Grass Valley por Thomson en 2002 y Belden en 2013, además de Leitch por Harris en 2005.

 

Fuente: Panorama Audiovisual

Share

Agregue un comentario

Su dirección de correo no se hará público. Los campos requeridos están marcados *

*